Please enable JS

Stranger Things: El Peligro de Llamarse 80´s

Stranger Things: El Peligro de Llamarse 80´s

Agosto 30/The Beer Seekers/Cine: A qué sabe una película

Llevar aparejado el término 80´s en el cine, es tan peligroso como llevar el apellido de un gran personaje histórico, ya sea político, escritor, científico o cantante. Cualquier película actual de la que se diga que homenajea, tributa o referencia la década de los 80´s, será analizada y comparada hasta su más mínimo detalle como si del juego de las 7 diferencias se tratase. Muchos artículos que analizan estas producciones comparan el nuevo film ochentero que corresponda con cada una de las películas rodadas en aquella época. Sistemáticamente, según los críticos, la cinta analizada tributa o rinde homenaje a ese cine. Sin embargo, este tipo de comparaciones no sucede (no a tal escala) con otro tipo de películas que hacen referencia a épocas distintas. ¨Salvar al soldado Ryan¨, por ejemplo, no se describe como un tributo al cine bélico de los años 40 o 50. Tampoco se intenta rastrear en cada fotograma, con dedo acusatorio o retintín de empollón cinematográfico, un mensaje oculto proveniente films de otra época. En el caso de ¨Strager Things¨ nos encontramos ante una serie ambientada en los años 80, donde, lógicamente, las referencias culturales que aparecen tangencialmente pertenecen a esos años. Se busca contextualizar históricamente una trama, la que sea, para lo cual, como en otros filmes (cuya acción tenga lugar en la época de la antigua roma o de la guerra civil española) utiliza el vestuario, peinado, música, etc., que ayuden a recrear dicho momento histórico.

STRANGER THINGS

Leyendo varias críticas sobre ¨Stranger Things¨ noto en ocasiones un cierto resquemor, como si de alguna manera fuera anatema tocar una época que quizá algunos, por pertenecer a ¨su¨ infancia, consideran sagrada y, por tanto, toda película en ella ambientada un sacrilegio ¿Hay un deseo de inviolabilidad del recuerdo? ¿de la memoria? ¿de la inocencia? Como exégetas cinéfilo-temporales, muchos críticos salmodian los títulos fetiche, por casi todos de sobra conocidos, de los que, según ellos, bebe ¨Stranger Things¨... Como si esas películas no bebieran de otras fuentes. Sin ir más lejos, la película ¨Cuenta Conmigo¨, una de las comparaciones clásicas, aunque realizada en 1986, está ambientada en 1959, y no por ello se dice de ésta que es un homenaje al cine de los 50´s. Del mismo modo deberíamos considerar ¨Stranger Things¨ una serie actual ambientada en otra década y valorarla por sus aciertos y errores en lugar de por si se parece más o menos a ciertas películas de entonces.

Cuando solamente comparamos esta serie con las películas de los 80´s corremos el riesgo, además, de hacerlo bajo diferentes prismas donde el componente emocional, subjetivo, puede enturbiar el análisis. Y es que no es lo mismo haber visto “Los Goonies” con 9 años que “Stranger Things” con 40. Comparar la opinión de aquel niño y esa película con la de este adulto y esta serie es imposible e injusto. La única reflexión que quizá alguien que fue niño en los 80 y creció con el cine de aquellos años, podría hacer acerca de ¨Stranger Things¨ sería la de si a mi yo de entonces le gustaría esta serie. Es pura especulación, pero de todas las posibles quizá la menos injusta. Y cuando por fin nos libramos de esas ataduras y esos clichés comparativos y rompemos el cordón umbilical a las referencias ochenteras, podemos encontrar muchas otras en la serie que enriquecerán nuestro disfrute. Porque también en la serie está presente el mito de Prometeo y podemos encontrar western en ¨Stranger Things¨ (inevitable ya, para mí, pensar en ¨Raíces Profundas¨) e incluso, por momentos, vislumbré en la protagonista a la Mathilda, de ¨El Profesional (León)¨.

SHANE

En este caso, como en astronomía, para poder ver más lejos, para apreciar los destellos sutiles, debemos alejarnos de las luces de los recuerdos y hundirnos a solas en las tinieblas. Esa es una aventura real y, como tal, podemos vivirla.

El MARIDAJE

LE MERLE Para ¨Stranger Things¨, la propuesta que planteamos es ¨Le Merle¨ de North Coast Brewing. Se trata de una cerveza estilo Saison belga, muy refrescante, con notas cítricas y un puntito especiadas, características que comparte con la serie. Del mismo modo que ¨Stranger Things¨ es una serie actual ambientada en los 80, esta Saison, a pesar de ser estilo Belga, está elaborada en Estados Unidos. En ambos casos esta distancia (temporal o geográfica) no impide obtener grandes productos finales. La Saison es una cerveza cuyo origen se sitúa en las granjas francófonas belgas y precisamente, este paisaje rural, de alguna manera conecta con esa pequeña población americana, donde transcurre la serie, en la que todos los vecinos se conocen y que también, en no pocas ocasiones, tendemos a idealizar.

Aunque en teoría una Saison es una cerveza ligera y de poca graduación, ¨Le Merle¨ está casi en el 8% de contenido alcohólico y sin embargo esto le aporta cuerpo sin restar facilidad para beberla lo cual la convierte en una cerveza muy equilbrada… Al igual que ¨Strangers Things¨, que pese a ser una serie donde los niños son protagonistas no es solamente para niños y donde, más allá de la aventura que le sirve como excusa para arrancar, trata cuestiones como la lealtad, la marginalidad, las relaciones familiares… que también aportan cuerpo a la serie, pero sin restarle dinamismo, equilibrio y chispa. Un puntito seca al final, también en esto ¨Le Merle¨ conecta con ¨Stranger Things¨, la cual nos deja esa misma sensación en la garganta en su último capítulo.

Que lo disfruten



ARTÍCULOS RELACIONADOS


Comentarios/ 0


DEJAR UN COMENTARIO