Please enable JS

SPITFIRE & THE WHO BY NUMBERS

The Who BY NUMBERS

SPITFIRE & THE WHO BY NUMBERS

Agosto 01/The Beer Seekers/B33Rpm: Música y cerveza

SPITFIRE & THE WHO BY NUMBERS
Por José de Toledo

[…] I'm a faker, a paper clown
It's clear to all my friends that I habitually lie […].
However Much I Booze. Pete Townshend, 1975

Spitfire y los Who, cerveza británica para uno de los grupos más británicos – si no fuese por los Kinks… ¿La mejor british Ale? No, ni siquiera la mejor de su casa, Shepherds Neame. Pero sí muy buena. Le pasa lo mismo al álbum. No es el mejor de los Who – no me gustaría empezar una discusión, pero para mí y sin duda o debate, sería “Tommy” – pero realmente bueno. Mucho mejor de lo que su poca – o incluso mala – fama da a entender. También es cierto que yo le tengo un cariño especial por ser un regalo de una buena amiga (gracias, Dr. Casanova).

Pero el disco y la cerveza no encajan bien sólo por no ser las mejores de sus casas. La Spitfire es una cerveza que gana en matices según va cogiendo temperatura – no nos engañemos, de nuestras neveras las cervezas salen excesivamente frías – y se va oxigenando. Lo que hace que cuando alcanza el punto óptimo, te ayuda a entrar y salir en el disco... Que es un disco complicadillo. No es que los Who se caractericen, precisamente, por hacer cosas sencillas. Pero este disco es especial. A mí me gusta pensar en él como el álbum en que Townshend “secuestra” al resto de la banda, para que le haga las bases de un disco en solitario. Porque es a lo que suena.

Spitfire Beer Si sacas la cerveza de la nevera justo antes de poner la aguja sobre el vinilo, te puedes tomar tu tiempo antes de empezar a saborearla. Los dos primeros temas – Slip Kid y However Much I Booze – se cuentan entre lo mejor del disco. Así que puedes centrarte en ellos mientras la Spitfire reposa. De esta manera, se aprecian mejor sus cualidades desde el primer sobro. Y te ahorras beber cerveza mientras los Who hablan de sus problemas con empinar el codo… En cualquier caso, que para cuando llega Squeeze Box, ya puedes disfrutar de tu cerveza. En el primer trago, lo que te encuentras es más lúpulo que en muchas otras Ales. No tantas como en las americanas, ni en una IPA, pero para ser tan prototípicamente “British Ale” - demonios, si incluso lleva la diana de la RAF, la que asociamos a los mods, en la chapa! - si está más lupulizada de lo esperado.

Pero están muy bien balanceados. Ni se pasa ni se queda corta en amargor, al menos a mi gusto. Tampoco mata otros sabores, como los de la malta, que en esta cerveza aporta un toque de dulzor muy suave pero interesante. Para rematar, tiene un sabor ligeramente ahumado.

Y con la tontería, si te has centrado en la cerveza – en el olor a maderita y cáscara de naranja, un color cobrizo oscuro más asociado a una bitter – ya se te habrá pasado medio disco. Han caido, con la tontería, Dreaming From the Waist e Imagine a Man. Dos temas que no podrían ser más distintos. El primero sigue la línea marcada por el principio del disco, temas rockeros mezclando guitarras acústicas y eléctricas, el bajo de Entwhistle y la batería de Moon demostrando que ambos instrumentos pueden ser solistas, y Daltrey… marcando clase. Y otras cosas.

Imagine a Man pegaría más en la cara B, con más temas folkies y reflexivos. Pero bueno, un cambio de tercio también está bien. Cuando termina, le das la vuelta al vinilo y aparece la única contribución de Entwhistle en la composición, Success Story. Un tema hard-rock que no termina de encajar en el tono del disco. Una gran canción, tal vez en el disco equivocado. O en el lugar, quién sabe.

El resto del disco, y de la cerveza, consiste en disfrutar. Ir entrando y saliendo del disco con los tragos. Utilizar estos para coger aire ante las divagaciones espirituales – They're all in Love -, las reflexiones a ritmo de ukelele – Blue, Red & Grey – y la alienación del estrellato, que llega con How Many Friends. Esta última destaca por muchos motivos, pero tal vez por ser en la que la guitarra solista, marcando la melodía, más presente está.

A mí a estas alturas ya me queda poca cerveza. Por suerte, no pierde la burbuja al final – ni tampoco está carbonatada de más, que suele ser la solución contraria – ni se refuerza en exceso el amargor al templar, tal vez, un poco más de la cuenta. Sigue siendo lo que es, una buena cerveza británica, sin más pretensiones.

Y los últimos tragos me los reservo para disfrutarlos con el tema que cierra el vinilo. In a Hand or a Face retoma el tono más rockero del inicio del disco, pero no sólo eso. La utilización de las codas vocales, el “I am going round and round” que cantan con las armonías vocales marca de la casa, recuerda a discos anteriores. Tal vez por ser un recurso muy clásico de los Who.

La aguja llega al final del disco, y la cerveza ya se ha acabado. Ahora queda decir si volvemos a empezar o escogemos otro disco.

Nota:

Respecto a la edición en CD: La única gran diferencia es que esta versión trae tres temas extra en directo. Que, sinceramente, son bastante prescindibles, tal vez interesantes por ser de las últimas grabaciones en directo de los Who con Keith Moon a la batería. La remasterización no afecta prácticamente al sonido.

FICHA TÉCNICA DEL DISCO

The Who: By Numbers Título: By Numbers
Banda: The Who
Discográfica: Polydor (UK&Europe)//MCA (US)
Fecha de Publicación: 3 de Octubre de 1975//25 de Octubre de 1975
Número de Catálogo: Polydor 2490 129//MCA 2161



ARTÍCULOS RELACIONADOS


Comentarios/ 0


DEJAR UN COMENTARIO