Please enable JS

¿PUEDE Y DEBE SER LOCAL UNA CERVEZA ARTESANA?

¿PUEDE Y DEBE SER LOCAL UNA CERVEZA ARTESANA?

Mayo 10/The Beer Seekers/The Beer Seekers

En los últimos días (escribo esto el 21 de enero de 2015) una publicación se hacía eco de lo que calificaba como comportamiento ¨al límite del engaño¨ de algunas micro cerveceras que producen sus productos en el extranjero, ocultando este hecho al consumidor (al menos esto es lo que se da a entender en el texto). A raíz de este artículo, me surgen dudas al respecto de la relación que debería tener una cerveza artesana con lo local. Es más, me asalta la duda de qué es realmente ser local para una cervecera artesana. Incluso, yendo más lejos, cabe preguntarse si es factible el ser local para una fábrica de cerveza artesana en España… ¿es, incluso, exigible?

Hace unos meses, visité una fábrica de cerveza en el norte y uno de sus responsables me contaba que tenían que pedir la malta fuera de España para que esta tuviera la calidad que ellos necesitan en sus elaboraciones. Previamente lo habían intentado con empresas españolas, pero el producto que recibieron les resultó inaceptable para sus cervezas. En otro caso, otra cervecera de una comunidad autónoma diferente, me decía que ellos necesitaban productos con certificado ecológico para sus cervezas y que en España les era imposible conseguirlos en la cantidad, calidad y precio como para que su negocio fuera viable. Por otra parte, una cervecera sita, por ejemplo, en Murcia ¿puede acceder a productos locales para elaborar cerveza? ¿se produce en la mayor parte de las regiones de España el lúpulo y la cebada en cantidad, calidad y variedad necesarias para elaborar localmente? Esto cobra gran relevancia cuando una de las principales vías de innovación en el sector pasa, entre otras cosas, por fabricar con diferentes combinaciones de lúpulos, muchos de los cuales proceden de América o Nueva Zelanda. Es decir, son lúpulos no locales. El público lo demanda y a las cerveceras les gusta y necesitan experimentar y probar. Teniendo todo esto en cuenta, vuelvo a plantear las preguntas iniciales. No tengo claras las respuestas, pero a continuación expongo algunas consideraciones al respecto.

Hoy por hoy para una cervecera española es muy difícil ser 100% local, aunque así lo quisiera. Efectivamente, estará ubicada en una zona concreta pero, en la mayoría de los casos, tendrá que usar para sus productos componentes no locales. Esto no implica, bajo mi punto de vista, no ser local. Porque se puede tener relación con el entorno de muchas maneras... Una de ellas sería el uso de otros productos locales (especias, frutas, hierbas…) para crear cervezas con identidad propia a partir de un estilo tradicional. Otra, muy deseable, implicaría adquirir un compromiso con el desarrollo local, promoviendo la economía de la zona mediante la creación de proyectos conjuntos con otras empresas del lugar. Se puede apoyar al agricultor o al ganadero local cediendo el bagazo sobrante para sus huertos o ganado. Y, por qué no, usar parte de las ganancias para promover acciones que repercutan en la mejor calidad de vida de sus vecinos desarrollando proyectos sociales. O mejorar el turismo atrayendo visitantes a las fábricas. Por el contario se puede ser ¨muydeunsitio¨, y sin embargo no tener nada que ver con él. No ofrecerle nada. Nada más que el mero hecho de estar allí, como podría estar en cualquier parte. La cerveza artesana puede adquirir muchos compromisos. Ser local (sea lo que sea eso) también es uno de ellos, pero no el único. Tratar de ser ecológico, aunque ello implique comprar fuera de España, me parece irreprochable. Comprar fuera producto de una calidad que aquí no se encuentra o que una empresa no se puede permitir, me parece un compromiso con el consumidor al que se quiere tratar con el mayor respeto posible. Y con ello, además, se favorece a todo un sector que se va a beneficiar de que un nuevo cliente (gracias a un compromiso con la calidad que no todos, por muy locales que sean, tienen) disfrute un producto excelente y quiera repetir con la cerveza artesana y probar nuevas marcas.

En todo caso, lo que es innegable es que, se produzca lo que se produzca, el consumidor debe disponer siempre de toda la información sobre lo que compra… Lugar de elaboración, procedencia y calidad de los productos, si lleva aditamentos como arroz o maíz, y también si la empresa a la que le da su dinero hace algo socialmente comprometido con parte de las ganancias o no. A mí al menos me gustaría conocer todo eso para poder escoger libremente lo que consumo.

No querría terminar este artículo sin citar otros casos, conocidos por todos, de cerveceras ¨artesanas¨ absorbidas por grandes corporaciones del sector… ¿siguen siendo artesanas? ¿siguen siendo locales? ¿importa eso? Creo que tiene sentido al menos plantear la cuestión. Pero quizá este tema necesite un artículo a parte.

Salud!



ARTÍCULOS RELACIONADOS


Comentarios/ 0


DEJAR UN COMENTARIO