Please enable JS

¨Noctuario¨ de Thomas Ligotti (Editorial Valdemar) Vs Black & Deep (Drunken Bros)

¨Noctuario¨ de Thomas Ligotti (Editorial Valdemar)

¨Noctuario¨ de Thomas Ligotti (Editorial Valdemar) Vs Black & Deep (Drunken Bros)

Mayo 18/The Beer Seekers/Literatura: Donde las letras y la espuma se encuentran

Thomas Ligotti apenas existe. Sus pies, su mirada, escasamente han rozado el mundo y, por tanto, quizá, lo conoce tan solo a través del pensamiento. Leyendo su obra, podemos incluso suponer que Ligotti tampoco conoce el presente a través de las personas, sino de los objetos y de la materia física que los conecta. El autor, sabe de la realidad de la misma manera que una araña siente a su presa en la distancia… mediante las propagaciones, los temblores, los espasmos con que se agita cuando él, Ligotti, la atrapa. Yo creo que me encanta Ligotti porque compartimos un tipo de mirada a la que, seguramente, llegamos por caminos muy diferentes. O, mejor dicho, poseyéndola de manera innata, la enfocamos a diferentes tareas. Esa particular visión del entorno se centra en la profundidad del tiempo antes que en la del espacio. El horizonte observado, no se encuentra a millas, sino a eones de distancia y es posible ver en las cuatro dimensiones simultáneamente. Ligotti, posee, pues, una mirada geológica en la que el objeto no es sino un eco que llega desde un remoto pasado y sobre el que la vista se hunde hacia un fondo de tiempo con sentido narrativo. Thomas Ligotti observa así su entorno y del mismo modo siente la carga del tiempo sobre los objetos en estado de abandono, bebe de sus silencios, explora la historia de sus ruinas. Este exégeta de la decadencia se recrea en la pérdida, escarba en las soledades inertes de la materia para mostrarnos lo que ha sido y glorificar la pérdida de su esplendor. Encerrado en su morada, no vive en un espacio sino en el continuum de los tiempos que recorre cada elemento que le rodea o que imagina. En su sancta sanctorum vive -revive- por nosotros los infinitos presentes de cada historia para tratar de explicarnos (para explicarse) la realidad circundante como una acumulación en el ahora de todas las realidades que han sido.

Noctuario¨ de Thomas Ligotti (Editorial Valdemar) El terror de los relatos de Ligotti, es atípico porque emerge desde esas profundidades milenarias que él explora y que resultan inquietantes en sociedades permanentemente encadenadas a lo inmediato. Sus narraciones afloran de las oscuridades abisales rompiendo las barreras de civilización que con tanto procuro levantamos para mantenernos a salvo. ¨Noctuario¨ (Editorial Valdemar), recoge estos fragmentos olvidados y los conforma en una sucesión de relatos hipnóticos, pegajosos y sofocantes. Nos atrapa en esa tela de araña desde cuyo centro sabemos que observa nuestra alma como un objeto más de su colección. Pocos títulos son tan evocadores de lo que ha de venir como este y así, Liggoti, con su ¨Noctuario¨, nos prepara para hacernos partícipes de sus desvelos. Este libro, entra a formar parte destacada de un conjunto de elementos englobados en un mundo en eclosión, como es el de las ruinas. Nuestro interés por ellas es creciente y, para los exploradores del hastag #abandoned en Instagram o los seguidores de webs como Atlas Obscura, la lectura de este libro supondrá encontrar la destilación, a través de las palabras, de ese sentimiento de abandono que ¨Noctuario¨ substancia en sus páginas.

Me gustaría dedicar unas palabras a la edición de Valdemar. En pocas ocasiones podemos encontrar ediciones tan maravillosas como es la de ¨Noctuario¨. La encuadernación, el grosor y el tono de las hojas, la Ilustración de la cubierta (José Hernández, “La Ausencia de Líquido”) son inmejorables y en absoluta sintonía con el texto de Ligotti. Tan es así, que sin duda este libro podría formar parte de los objetos contenidos en el propio relato. Y qué decir del prólogo de Jesús Palacios quien, ejerciendo de una suerte de Caronte literario, nos acerca magistralmente a esta obra de la que no podremos -ni querremos- escapar.

Maridaje para Noctuario Black & Deep

Los chicos de Drunken Bros nos lo han puesto fácil, de manera que podemos encontrar en su Black & Deep, la compañera ideal para este ¨Noctuario¨. No solamente el nombre evoca perfectamente los oscuros abismos que Ligotti nos hace contemplar, también la propia cerveza parece querer homenajear a este conjunto de relatos. Tan es así, que esta Imperial Stout logra materializarlos en forma de sabores, aromas y texturas. Su color oscuro, vibrante, contextualiza de manera inmejorable lo que ha de venir. En el primer sorbo encontramos, al igual que en los relatos, densidad y cuerpo. Las notas de café, amargas cristalizan en nuestra boca ese gusto que dejan los textos y nos hace pensar en insomnios y desvelos. En perfecto equilibrio, al cabo, aparecen los sabores un poco más dulces de malta y chocolate, que nos retrotraen al cálido pasado que siempre ha sido mejor y que plasma Ligotti en su prosa. Así pues, permítanse un momento de evasión de ese incesante ahora que les consume. Sírvanse la Black & Deep en un vaso y regodéense a la par con este infinito ¨Noctuario¨ editado por Valdemar. Asomen la mirada a lo insondable. Desvélense…



ARTÍCULOS RELACIONADOS


Comentarios/ 0


DEJAR UN COMENTARIO