Please enable JS

Mansfield VS Karkadé

A veces en la vida aparecen desafíos....
Portada disco Mansfield
Portada disco Mansfield
Portada disco Mansfield

Mansfield VS Karkadé

Mayo 01/The Beer Seekers/B33Rpm: Música y cerveza

A veces en la vida aparecen desafíos. Algunos personales, otros profesionales. En esta última categoría se me había presentado uno de ellos con el agravante de que yo mismo me lo había buscado. Estos son los peores. Estos son los mejores.

MansfieldUn día llegó a mis oídos (juro que acabo de caer en lo atinado de la expresión) algo acerca de una pareja que estaba currándoselo en esto de la música. Que eran un poco distintos. Que tenían personalidad…. Y por lo que ahora conozco de ellos creo que son de los que también saben mucho de desafíos auto impuestos…. ¿compatibilizar trabajo “oficial”, familia con criatura y el mundo de la música? De inicio eso ya suena diferente en ese universo a veces demasiado Hipsteriano de la música actual… Algo así como cuando aparecieron los 4 fantásticos entre los superhéroes ¿no? La familia unida salvando al mundo. Y ellos salvan el suyo. Su microverso, aquel en el que a lo que uno puede aspirar es a ser fiel a sí mismo, a defender aquello en lo que cree. Y los chicos de Mansfield lo hacen. Porque no solamente son los 4F de la música sino que, a pesar de ese duro día a día que llenaría de cenizas cualquiera de nuestros cielos, ellos logran, sobreponiéndose a la apisonadora de los lunes, sonar frescos. Sonar con energía. Sonar vitales.

Su música busca el compromiso con sus propias ideas y no comulgan con las modas. Se merecen pues todos los respetos y una escucha atenta y sin prisas. Y este era mi reto… ¿qué cerveza podría maridar con todo esto que es Mansfield? ¿qué cerveza artesana podría reunir cualidades en sintonía (lo siento, he vuelto a hacerlo) con todo lo que Mansfield representa? No ha sido fácil, pero creo que al final, gracias a los chicos de Drunken Bros, lo he encontrado. Gracias. Y nunca mejor dicho. Porque en el actual panorama de la cerveza artesana la moda lupulizadora está tendiendo, en alguna medida y en mi modesta y discutible opinión, a la uniformización de sabores. A veces me canso un poco de pale ales, de IPAS y de las Hoppy whatever… Y en este mar de amargores un poco porque sí, recientemente cayó en mis manos la Karkadé de Drunken Bros, mil veces sean benditos.

Estos señores han decidido crear una cerveza de tipo Belga. Han decidido no mirar solamente al otro lado del atlántico, sino mirar a Centroeuropa y lo que es más de agradecer a mirar también al otro lado del mediterráneo. Sí, la cerveza también es cultura, pero unas más que otras. Así, oteando un poco en todas direcciones, recogiendo cosas positivas de aquí, pero también de allá estos señores han dado con una fórmula mágica. Esta Karkadé bebe de las fuentes del Nilo y desemboca en el delta egipcio donde este río a buen seguro ha regado a lo largo de los siglos ese Karkadé del que toma parte de su sabor esta cerveza. Pero hay más. Hay cuerpo, aroma, matices a naranja, toques caramelo, maltas bien presentes y un amargor delicado embebido en perfecta armonía con todo lo demás. Esta inesperada complejidad disfrazada de sencillez, todo este equilibrio sutil, es el que encontramos en los temas de Mansfield.

Manfield grabando

Gracias pues a Drunken Bros, gracias a Mansfield, por no conformarse con seguir las modas. Gracias por permitirme un momento de regocijo en el que pude maridaros juntos y revueltos. Y fundamentalmente por aportar cordura, personalidad y coraje en el momento y lugar en que hacen falta.

Aquí os dejamos este enlace para que podáis disfrutar de este precioso trabajo de Mansfield.



ARTÍCULOS RELACIONADOS


Comentarios/ 0


DEJAR UN COMENTARIO