Please enable JS

LA TOZUDA REALIDAD

CRVEZA ARTESANA: RD 678/2016

LA TOZUDA REALIDAD

Febrero 02/The Beer Seekers/The Beer Seekers

Hace unos días publicamos un artículo en el que se defendía que el nuevo Real Decreto 678/2016 que regula el sector de la cerveza, va en contra de su vertiente artesanal. Lamentablemente, pocos días después, dos hechos casi simultáneos nos daban la razón. En primer lugar, ayer (1 de Febrero de 2017) se celebró el día mundial de las cervezas Gruit. Nosotros en España no pudimos hacerlo. Y esto es así porque, según nuestro flamante Real Decreto 678/2016, el amargor de la cerveza solamente puede provenir del uso de lúpulos. Y las cervezas Gruit, cuyo origen es incluso anterior al de las cervezas lupuladas, no lo usan sino que en su lugar incorporan otro tipo de plantas para dar sabor y aroma.

El segundo hecho es que el 31 de Enero de 2017 El País publicó una entrevista a Willem Van Waesberghe, reponsable de la fabricación de cervezas en Heineken. Afirma en esta entrevista que producir mil millones de litros de cerveza anuales también es artesanal y que el proceso de elaboración es igual de minucioso y exigente. Según Willem Van Waesberghe, la cerveza artesana sería producto del marketing ya que la cerveza lleva los mismos ingredientes y el trabajo para hacerla es el mismo. Pues bien, de nuevo gracias el RD 678/2016, en España no podemos llevarle la contraria. Ya que, con la definición de Cerveza Artesana que en él se hace, es imposible decir que miente:

¨4. Fabricación artesana: Elaboración conforme a lo establecido en la presente norma de calidad, mediante un proceso que se desarrolle de forma completa en la misma instalación y en el que la intervención personal constituye el factor predominante, bajo la dirección de un maestro cervecero o artesano con experiencia demostrable y primando en su fabricación el factor humano sobre el mecánico, obteniéndose un resultado final individualizado, que no se produzca en grandes series, siempre y cuando se cumpla la legislación que le sea aplicable en materia de artesanía.¨

¿Podemos demostrar que en Heineken predomina menos el factor humano que en muchas fábricas de cerveza artesana?¿podemos demostrar que mil millones de cervezas al año no es una gran serie? La respuest es NO. La norma es tan vaga que todo esto se deja a la libre interpretación de cada cual. En lo que sí estamos de acuerdo es en que el proceso es igual de minucioso y exigente.

Entonces ¿qué le decimos ahora al potencial consumidor de cerveza artesana?¿Para qué sirven los esfuerzos de pedagogía que desde hace años se están llevando a cabo en el sector de la cerveza artesana?

Esta dura y negativa realidad no nos impide, sin embargo seguir defiendo que ¨igual no significa lo mismo¨. Que, por ejemplo, un plato puede llevar los mismos ingredientes en El Bulli o en una cadena de comida rápida cualquiera, pero entre ambos existen universos de distancia. Que cuando se dice que lleva los mismos tipos de ingredientes tampoco se dice exactamente la verdad, porque tipos de malta hay muchos, de calidades muy diferentes y, además, las cantidades utilizadas difieren enormemente. Y que además de cebada, muchas cervezas industriales diluyen el producto incorporando maíz o arroz en su lugar. Que las cervezas industriales filtran y pasteurizan sus cervezas... La pena es que, desgraciadamente, quizá no haya muchas opciones de explicar todo esto al consumidor que tiene que tomar la decisión sobre qué producto prefiere comprar y que quizá pinse que por qué va a pagar 3 euros por un producto cuando puede comprar a 0.60 euros otro que es ¨igual¨.

Queda lidiar con lo que tenemos, y lo haremos. Pero, mientras tanto, es hora de que el sector cervecero artesano exija leyes a la altura de la entrega, esfuerzo y riesgo que sus emprendedores asumen con la intención de ofrecer el mejor producto posible a un consumidor al que, desde demasiadas entidades e instituciones, no se le dice exactamente la verdad.



ARTÍCULOS RELACIONADOS


Comentarios/ 0


DEJAR UN COMENTARIO