Please enable JS

KAMCHATKA

KAMCHATKA

Noviembre 09/The Beer Seekers/The Beer Seekers

Hace unos días se confirmaba la noticia de que Northern Brewer, empresa dedicada a la venta de material para Home Brewers, había sido adquirida por Anheuser-Busch Inbev (la mayor empresa cervecera del mundo). A partir de entonces la pregunta que todos tenemos en mente es… ¿por qué? Aunque el del material para Home Brewers es un mercado relativamente grande en Estados Unidos, los beneficios obtenidos de él, en comparación con los ingresos actuales de AB Inbev no parecen una cantidad suficiente como para ser el motivo principal de esta nueva estrategia. Quizá, según algunos analistas del sector, el motivo podría ser el de poder estudiar las tendencias de este sector, obteniendo así información muy valiosa que permita a Anheuser adelantarse a la competencia en predecir qué cervezas despertarán el interés de los consumidores en el futuro.

Sea como fuere pronto lo sabremos. Y se resolverán asimismo otras dudas, cómo la de si esta adquisición afectará a los precios (al alza) de los consumibles que utilizan millones de cerveceros caseros. Y, yendo más allá, resultará muy interesante comprobar cuál será la reacción de estos home brewers, absolutamente apegados al concepto de ¨craft beer¨ que asume, en una de sus máximas, la independencia respecto a mega industrias como Anheuser-Busch Inbev… ¿optarán entonces por otras marcas de suministradores aunque sean más caras? De lo que no cabe duda es de que, ya sea de forma intencionada o no, esta compra supone también un golpe al corazón mismo del movimiento de la cerveza artesana, una de cuyas piedras angulares es el sector de los Home Brewer que la nutre en muchos aspectos.

Así pues, asumir que al comprar cualquier material de Northern Brewer se estará alimentando al odiado sector industrial cervecero, puede herir muchas sensibilidades y generar urticarias y rechazo entre los consumidores de esta marca. Más aún sabiendo que, además, parte de ese dinero podría ser utilizado para adquirir otras cerveceras artesanas como las 8 que ya posee AB Inbev (Goose Island, Blue Point, 10 Barrel Brewing, Elysian, Golden Road, Breckendridge, Four peaks y Devil’s Backbone).

Al final, como en el Risk y al igual que los protagonistas de Kamtchatka que huían de la dictadura argentina, nos encontramos con que los refugios que quedan, los espacios reales de libertad, son cada vez más pequeños… ¿acabaremos renunciando a todos ellos? Para ayudar a responder a esta pregunta estaremos, pues, muy pendientes de lo que suceda en los próximos meses con Northern Brewer y los cerveceros caseros.

Salud!!



ARTÍCULOS RELACIONADOS


Comentarios/ 0


DEJAR UN COMENTARIO